¡Que don es el SER MUJER!

¡Que don es el SER MUJER!

Copy of Steinfield (1)

Elegí ser mujer… Marilyn Monroe, Michelle Obama, Selena, Ariana Grande, Frida Kahlo, Sofía Vergara, Dua Lipa, entre otras, son ejemplo de mujeres que se lo creyeron y me han hecho entender el don tan grande que significa SER MUJER.  Simone de Beauvoir, mujer defensora de los derechos humanos y feminista, marco totalmente mi camino cuando dijo: “no se nace mujer, se llega a serlo” y en este punto pude ver el valor que tiene el hecho de elegir ser mujer y definitivamente ELEGÍ SERLO.

Por muchos años he amado el hecho de ser mujer, amo todo lo que deriva de este hecho: amo los cambios que tenemos, amo el hecho de que somos las únicas capaces de dar la vida, amo los ciclos que tenemos, que si, quizá a veces nos vuelve más vulnerables, pero independientemente de eso, somos tan fuertes que podemos llegar a hacer tareas que la misma historia nos ha dicho que son tareas masculinas, amo cada una de las cosas que nos identifica como mujeres y que me hacen sentirme orgullosa de serlo.

Es claro que no necesitamos irnos muy lejos para encontrar modelos de vida e inspiración. ¿Por qué no serlo tú? ¿Por qué en lugar de ver más allá y buscar alguien quien nos inspire, no decidimos ser esa mujer que inspire y mueva mundos? estas preguntas me las he hecho por mucho tiempo en mi vida y es claro que salirme de esa conversación donde solo me decía a mi misma: “WOW lo que ha hecho esa mujer”, y simplemente quería seguir su ejemplo, no ha sido fácil, ni muchísimo menos salirme de lo que la misma cultura trajo ante mí, mostrándome como se creía que el poder femenino es simplemente “igualarse” a los hombres, ¡Y, NO!.

Dar un paso a un lado y creerme lo que realmente soy, no ha sido un camino fácil, pero una mujer tan poderosa como Michelle Obama me mostró que desde nuestra esencia podemos inspirar al mundo. Ella, desde sus acciones, palabras y mostrándose tal y como es, ha logrado impactar e inspirar al mundo con su ejemplo. Pero ¿cómo lo hizo?, simplemente un día se paró, decidió ser fiel a sí misma y no dejó que lo que otra persona dijera la distrajera de sus objetivos; y desde ahí, desde su inteligencia, hechos, valores y gran corazón logró destacarse.

Ella y muchas otras mujeres, como las que anteriormente mencioné, me movieron tanto, que un día decidí que más allá de oírlas o leerlas, tenía que pararme con la cabeza y los pantalones bien puestos y crear bajo mis propios hechos una mujer que inspire y mueva mundos. Desde este punto me di cuenta que abriéndome al mundo tal cual como soy, mostrándome bajo mi esencia y siempre obrando con mente y corazón, iba a lograr ser esa mujer que un día elegí ser.

Es claro que en esta entrada, quiero mostrarles sobre el amor tan grande que siento por la mujer. Ser mujer es un don que Dios nos dio y tenemos que vivirlo y demostrarlo como se merece; cuando se elige ser mujer, se elige marcar la diferencia en el mundo, desde el corazón, desde el amor. Todas y cada una de nosotras podemos ser lo que queramos ser, pero siempre y cuando vivamos desde uno de los valores más grandes que tenemos como seres humanos, la humildad. El éxito no se trata de cuánto dinero hagas, sino de la diferencia que hagas en la vida de las personas. Una frase que marcó mi vida en un día como hoy : “no es rico aquel que tenga más, sino aquel que le haga falta menos”, me hizo entender que hay que trabajar para tener lo suficiente, pero no para tener de más.

Quizá no siempre vamos a tener una vida cómoda, y nunca podremos resolver todos los problemas del mundo, pero siempre date el valor que tienes como MUJER, las mujeres somos el ser más hermoso y valioso que tiene el mundo, y con esto no estoy menospreciando a los hombres, pero lo digo simplemente para que vean que somos el pilar de la vida, somos nosotras las que engendramos y damos vida a la vida.

No se esfuercen por trabajar el físico si no están trabajando la mente, porque podrás ser todo lo hermosa que quieras, pero por ahí dicen, si el mundo fuera ciego: ¿a cuántas personas impresionarías?. Marquemos la diferencia en el mundo desde el poder femenino que tenemos, nunca optamos por la salida fácil, como mujeres nunca nos rendimos a la presión; es más, entre más presión tengamos, más disfrutamos trabajar. Y sí que amamos trabajar.

El mundo necesita más mujeres que se pongan la falda bien puesta cada día y se paren a conquistar el mundo con toda su esencia, con un “YO VALGO” y “SOY CAPAZ” bien grande en su frente. De mujeres que se crean que lo son; una mujer por esencia es una mujer como dicen en mi país, bien berraca. Y sí, es claro que en el camino habrá momentos difíciles, pero confía, como mujeres nos apoyamos unas con otras, pero como mujer amamos ver a mujeres capaces y llenas de valor. Tenemos que CREÉRNOSLO, tenemos que ser constantes y demostrar lo grande y hermoso que es SER MUJER.

Hace poco tuve el “pellizquito” clave que me trajo a la realidad, pues si quiero realmente algo tengo que trabajar y proyectar eso que quiero ser, esta bien, eso que SOY. Si soy mujer tengo que mostrarme como soy, tengo que ser humilde y trabajar desde mi ser. Este día simplemente dije: “SOY YO LA QUE INSPIRE Y MUEVA MUNDOS”. Es más, me dije a mi misma “SOY YO LA QUE MUEVE E INSPIRA MI MUNDO”.

No puedo hablar de esto si en verdad no estuviera viendo evidencias de esto en mi vida, pues si bien no lo saben, antes de atreverme a ser quien soy hoy, tuve que pasar por momentos de mi vida donde se me era difícil encontrar el quién soy y para dónde voy, y simplemente me dejaba llevar por la corriente de la vida, no valoraba la mujer que era y por esta razón sufrí en varias ocasiones, la mayoría por motivos que no debí darles relevancia. Tenía claro cuáles eran mis sueños, pero poco trabajaba por ellos, posponía todo lo que iba a hacer en el día, cumplía por cumplir. Daba por el mundo más de lo que daba por mí… en fin, muchas cosas tuve que pasar para poder decir un dia: “¡STOP, esto tiene que cambiar!.” y desde este punto mi vida dio un giro de 180° grados todo cambio, y si les soy sincera aún me falta, pero siempre va a faltar, siempre tendremos algo por qué mejorar, pero de esto se trata la vida, nada es perfecto, pero créanme todo es realmente hermoso. Nada pasa en esta vida por casualidad. Esto no es un trabajo fácil, todo esto no es solo decirlo y ya, es de primero creérnoslo y sernos fiel a nosotras mismas, y segundo dar ejemplo de ello. Amen cada cosa que hagan, valórenla y vivan cada día como si fuera el último, valora tu presente y elijan cada día SER MUJER (así en mayúscula).

Como mujeres tenemos grandes desafíos en la vida por los cuales vamos a afrontar, pero la clave de todo, como mujeres poderosas que hemos decidido ser, es JAMÁS decaer, mirar siempre en alto y darnos a nosotras mismas el poder de NUESTRA vida. De nosotras depende todo lo que gira a nuestro alrededor. Así que mujer: ¡levántate, muévete e inspira!. Nadie tiene el control de tu vida sino TU misma, tu tienes el poder de todo lo que ocurre en tu vida, de ti depende a donde quieras ir. Y creeme, como mujer sé lo ALTO a lo que quieres llegar y sé el poder que tenemos para llegar allí.

Dios nos dio este don en la vida, el más grande de todos. Disfrutemoslo y HONRÉMOSLO, porque créanme: ” ¡QUE DON ES EL SER MUJER!”.

Saludos,

MARIAVBLOGS_nuevo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s